Soluciones innovadoras y digitales para viejos problemas

Festival RetoTech- Fundación Endesa, iniciativa de carácter formativo tecnológico centrada en la formación, transformación e innovación de la educación en todos los niveles

Por tercer año consecutivo la Fundación Endesa celebró su Festival RetoTech- Fundación Endesa, iniciativa de carácter formativo tecnológico centrada en la formación, transformación e innovación de la educación en todos los niveles.  Con ella, además de premiar el esfuerzo y la dedicación tanto de los jóvenes emprendedores como de sus docentes, la Fundación reafirma su compromiso de ayuda a los procesos de digitalización del alumnado de los colegios españoles. Los premios de este año recayeron en proyectos de robótica orientados a la enseñanza sobre la energía, la automatización de los centros educativos y el funcionamiento de una presa.

Para este encuentro – que en la presente edición reunió a más de 1.000 jóvenes de 65 colegios de Madrid -, se incorporó la categoría de educación primaria, por lo que en esta edición participaron en total 20 nuevos centros de primaria, 20 nuevos de secundaria y 25 de secundaria en segunda participación.

La Fundación además, acaba de lanzar la segunda edición del concurso Las ideas se mueven”, dedicado a la innovación energética.  Objetivo: fomentar la generación de ideas relacionadas con la energía eléctrica, compatibles con algunos de los retos y compromisos de la compañía, motivo por el que las iniciativas que se presenten deberán estar vinculadas a la innovación, la eficiencia energética, la electrificación de la demanda, la protección del medio ambiente, etc. , iniciativa que está destinada a jóvenes de hasta 27 años matriculados en alguna de la universidades o centros de formación profesional de la Comunidad de Madrid.

Pero Endesa no es la única entidad que está acometiendo este tipo de planes, ya que en los tres o cuatro últimos años algunas grandes empresas como Telefónica, Google, IBM o Samsung entre otros, que vienen implementando iniciativas semejantes, facilitando cursos y planes de formación en tecnologías de vanguardia, intentando que los jóvenes de los colegios españoles se vayan compenetrando con lo que significa la revolución digital.

Ahí está por ejemplo el caso de IBM que por segundo año consecutivo se ha unido al programa educativo “4º de ESO+Empresa” de la Comunidad de Madrid, dirigidos a jóvenes estudiantes del último año de secundaria con el objetivo de proporcionarles una visión cercana del mundo laboral mediante la estancia en la propia empresa. Con ello se pretende dar a conocer la labor que se lleva a cabo en una empresa de ámbito tecnológico, además de motivarles y despertar su interés por las STEM dada la importancia que estas tienen y tendrán en el futuro.

Otro caso, el pasado día 12 Telefónica celebró el encuentro anual de impulso al talento joven bajo el título Talentum Telefónica impulsa a los profesionales del futuro.  Durante el acto se premiaron los tres mejores proyectos tecnológicos de jóvenes con edades entre los 21 y los 27 años, desarrollados con el programa becas Talentum. Gracias a ello pudieron llevar a cabo sus propios proyectos de innovación tecnológica en materia de telecomunicación, moda, ciberseguridad, eHealth o rendimiento en el deporte entre otros.

Pero no se trata de un tema reciente. Hace ya algunos años que estas y otras empresas, vienen prestando atención al servicio corporativo y la responsabilidad. Por lo visto, ahora también están tomando la iniciativa en el fomento y la habilitación de nuevas formaciones y el aumento de competencias para sus empleados.

Estas actividades además, están ayudando poderosamente a que se hagan realidad – entre otras iniciativas – algunos planteamientos del Plan Digital 2020 de la CEOE, en el que se subraya la necesidad de un profesorado formado en:

*  El uso de nuevas tecnologías aplicadas al aula y a la educación, conociendo en profundidad herramientas que permitan gestionar los procesos de enseñanza-aprendizaje

*  Las nuevas competencias y disciplinas tecnológicas (programación, robótica, etc.), despertando las vocaciones STEM (Science, Technology, Engineering y Mathematics) y llevando a la realidad del aula el axioma: “aprender haciendo”.

*  El modo de facilitar el aprendizaje y en nuevas prácticas docentes investigadores.

Ahora bien, ¿Qué resultados se espera obtener con estas iniciativas empresariales? ¿Cuáles han sido sus reales impactos sobre el sector de la juventud al que está orientado? ¿En qué medida se está consiguiendo? ¿Cuál es la situación real de España ante esta nueva era?

Programa Talentum de Telefónica

Si bien es cierto que el informe de Telefónica “Sociedad Digital en España 2017 indica que en torno al 85% de los españoles son usuarios de Internet y el 83,4%  de los hogares están conectados a Internet, esto no significa que estemos totalmente capacitados para trabajar en la sociedad digital, pese a que nuestro país dispone de un alto nivel de infraestructuras. Un estudio de Eurostat – citado en el mismo informe – advierte que “sólo el 31% de los españoles y el 27% de los europeos cuentan con habilidades digitales básicas. Esto significa que prácticamente la mitad de la población española y europea no tiene las competencias digitales necesarias para afrontar adecuadamente la transformación digital actual”.

Eurostat  recuerda también que “sólo el 31% de los españoles y el 27% de los europeos cuentan con habilidades digitales básicas. Esto significa que prácticamente la mitad de la población española y europea no tiene las competencias digitales necesarias para afrontar adecuadamente la transformación digital actual”.

Un objetivo complicado, al menos a corto plazo, dado que a buena parte de nuestra población – que no recibe ningún tipo de formación  y carece de experiencia laboral -, hay que agregarle la falta de conocimientos y formación que exigen las labores en los nuevos puestos de trabajo que se están creando. Pero no olvidemos que no se trata de un objetivo reciente, ya que hace más de un década viene siendo planteado desde diversos ángulos por analistas, investigadores, catedráticos, algunos políticos, etc.

Para muestra, un botón. En noviembre de 2001 por ejemplo, Viviane Reding, comisaria de Educación y cultura de la UE declaraba en Bruselas “El sector privado sabe que en el año 2002, si no hacemos algo inmediatamente, habrá 1,6 millones de puestos vacantes en el sector de las tecnologías de la información que – insistía – no se podrán cubrir por falta de personal cualificado”. 

Lo paradójico es que en España (con una de las más altas tasas de paro de la Unión Europea según diversos informes), existen cientos de miles de vacantes laborales que no se cubren. El problema estriba en que en la mayoría de los casos se trata de cargos que requieren profesionales de perfil tecnológico que las empresas, empujadas por la urgencia de la digitalización y conscientes de los profundos cambios en los modelos de negocio que se avecinan o ya están “ad portas” (dependiendo de su tipo de negocio), no logran cubrir, y en caso que hacerlo  será porque los han atraído con un buen proyecto y pagando  un alto precio por sus servicios.

Ignacio Mazo Managing Director de BTS“Es la necesidad de innovar típica en aquellas compañías dónde no existe una cultura de innovación. No quiere decir que no innoven, pero las estructuras existentes no favorecen una innovación ágil por lo que es más fácil identificar ideas y talento fuera y, en su caso, financiar su desarrollo.  Además está la necesidad de captar profesionales STEM. Hay pocos, todo el mundo los quiere y por tanto hay que competir por ellos. Muchas de estas iniciativas se clasifican como de “employer branding”. Tratan de hacer atractiva la empresa al futuro empleado. El estar en rankings de Great Place to Work, etc., irían en el mismo sentido”, opina Ignacio Mazo, managing director de BTS.

Las hemerotectas nos recuerdan que determinados problemas que ya analizábamos hace una década por lo menos, reaparecen cíclicamente. Un ejemplo. En enero de 2001 Lionel Terral, director general de Computer People (del Grupo Adecco) comentaba a la revista Dinero:La Universidad sigue formando gente, pero con unas capacitaciones muy teóricas, que no sirven tampoco para las empresas. Aunque es complicado conjeturar, ni la universidad está formando gente que pueda coger un ordenador y programar, ni nos encontramos -aunque existan ayudas presupuestarias – con la personalidad de formar una persona en dos meses”.

Mientras tanto se multiplican datos e informes preocupantes y siempre en alza. El pasado 27 de diciembre la entonces ministra de  Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, señalaba que “en nuestro país harán falta tres millones de profesionales con preparación digital”.

Hace poco más de dos años un informe de Randstat subrayaba que en 2020 necesitaremos 1,9 millones de profesionales “altamente cualificados” de las ramas STEM. Y lo que es peor, habrá profesionales que no encontrarán trabajo, pese a las vacantes existentes en el mercado, por no responder a los requisitos exigidos.

Prácticamente la mitad de la población española y europea carece de las competencias digitales necesarias para afrontar adecuadamente la transformación digital actual

La Asociación Española de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (ACADE) estima que “podrían existir en torno a 900.000 ofertas de empleo sin cubrir por la ausencia de trabajadores con la formación necesaria, cifra que aumentará en el futuro.  Son empleos como social media, analista de datos, especialistas en SEO y SEM o en gamificación.

Es por estas razones – entre otros temas – por lo que algunas empresas han decidido acometer la tarea de ayudar a formar a una juventud que, en su mayor parte y debido a su educación, se encuentra bastante desorientada respecto a qué es y qué significa la digitalización y cuál puede ser la repercusión que tendrá en sus vidas. Un capital humano que no se puede seguir perdiendo. La verdad es que, aunque las TIC están implantadas en las aulas y existan planes específicos al respecto con diversos contenidos, no basta. Como ha escrito el analista David Peg Montalvo, “la formación reglada no aporta la especialización, agilidad y flexibilidad que requiere este nuevo entorno y será necesaria una colaboración entre las instituciones públicas y privadas para asegurar programas apropiados, así como que cada uno aproveche las nuevas oportunidades de formación continua de la era digital”.

El éxito en el camino hacia el futuro laboral dependerá en gran medida de la acción individual y de una actitud mental positiva, todo ello acompañado de un aprendizaje permanente. Mientras que los niños seguirán yendo a la escuela y más tarde a formaciones profesionales, universidades o escuelas de comercio, el aprendizaje formal continuará durante toda la vida laboral.

Nacho de Pinedo, CEO y cofundador de ISDI¿Pero hasta qué punto se trata de escasez de talento?.  “Esa es una visión errónea, lo que falta son talentos adecuados, porque el talento se crea, no es un tema estructural. El gran ejemplo es el que nuestra escuela ha dado con los desempleados. Gente que en un principio no tenía esperanzas, pero cuando la formas y le brindas oportunidades, el talento que el mercado busca, triunfa. Porque a lo mejor ese talento lo tiene dentro, no tiene que buscarlo fuera”, afirma Nacho de Pinedo CEO y Cofundador de la escuela de negocios ISDI

¿A qué se debe entonces este profundo divorcio entre las necesidades de las empresas y la formación de los estudiantes y empleados españoles?. Opiniones hay varias, pero donde sí existen coincidencias es que el origen el problema arranca de una educación que parece prestar poca atención a un futuro cambiante y que es ya. Una de las peores consecuencias, es nuestro índice de fracaso escolar, cercano al 20%, el doble que los vecinos europeos.  Todo este panorama hace que el profesor Juan Garicano sentencie drásticamente: “La realidad es que la sociedad ve la educación como una forma de obtener un título, y poco más. Ni valoramos la calidad de la educación, ni queremos mejorarla. Llevamos décadas hablando de este problema, y siguen sin hacerse los cambios que los países que funcionan han mostrado necesarios” ha escrito Luis Garicano (Que enseñen (e inventen) ellos). El País 11/12/2016.

Pero el desafío no admite dilaciones, está ahí y no puede continuar ignorándose. Si bien la digitalización de los empleos promete desencadenar una ola de prosperidad global sin precedentes, esto no sucederá sin una planificación estratégica y los pasos tácticos por parte de las empresas, Gobiernos, organizaciones no gubernamentales y trabajadores individuales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.