Tecnología CGI para apoyar la lucha contra el COVID-19

Tras dar a conocer los resultados del segundo trimestre de su año fiscal 2020 (unos ingresos de 3,13 mil millones de dólares canadienses, que significa un aumento de 62,9 millones o un 2,0% en comparación con el mismo trimestre del año fiscal anterior), CGI, la multinacional canadiense de TI, ha manifestado que, dados los desafíos planteados por el  COVID-19, su máxima prioridad continúa siendo la salud y seguridad de sus consultores y de su amplia plantilla de profesionales. Y es que durante el último trimestre más del 90% de  ellos – CGI cuenta con una plantilla de 78.000 profesionales repartidos por 40 países de todo el mundo – han realizado la transición al teletrabajo, mientras continúan brindando servicios a clientes de forma remota.

En este ámbito, la combinación diversificada de sus servicios críticos, mercados verticales y múltiples geografías ha ayudado y está ayudando a mitigar los impactos de COVID-19 en la demanda de sus clientes. La pandemia ha creado un entorno de negocio sin precedentes y estoy orgulloso del compromiso continuo de nuestros miembros para garantizar la continuidad de nuestros servicios a los clientes, de manera segura y flexible”, ha manifestado George Schindler, presidente y CEO de CGI. “Nuestro desempeño en el segundo trimestre es un reflejo de nuestro modelo de negocio resistente y nuestra excelencia operativa”.

Mientras que en los primeros meses de 2020 el COVID-19 se extendía rápidamente por todo el mundo, el pasado 23 de marzo y financiado por el gobierno de Quebec, el  Montreal Heart Institute (MHI) proyectó un estudio clínico a fondo con el fin de lograr un posible tratamiento para la enfermedad. Este importante centro comenzó por evaluar la efectividad de la Colchicina – medicamento antiinflamatorio utilizado para otras afecciones -, aplicándola al tratamiento de adultos con complicaciones graves de COVID-19, para reducir hospitalizaciones y muertes.

Llevar a cabo este estudio exigía a MHI reclutar y seleccionar aproximadamente 6.000 pacientes con COVID-19 y hacerles un intensivo seguimiento durante 30 días. Pero además, gestionar los procesos de reclutamiento, selección y evaluación de forma rápida y segura utilizando tecnología. Para ello el MHI recurrió a CGI en busca de ayuda.

George Schindler, presidente y CEO de CGI
George Schindler, presidente y CEO de CGI

Pero el tiempo apremiaba, ya que a medida que aumentaban las infecciones por COVID-19, el MHI precisaba cada vez con mayor urgencia la inmediata puesta en marcha del estudio. Respecto a la tecnología, su objetivo principal era implementar rápidamente una plataforma digital de reclutamiento y monitorización, que debía cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser accesible de forma remota para todos los posibles participantes en el estudio
  • Recoger el consentimiento de los participantes de forma rápida y segura.
  • Permitir que las enfermeras explicaran el protocolo de la investigación de una manera «amigable»
  • Gestionar los formularios de consentimiento informado y aprobaciones para el estudio.

Un equipo de casi 50 miembros de CGI asumió entonces el desafío para diseñar, desarrollar y entregar la plataforma segura y robusta demandada por el MHI, para responder rápidamente a los efectos de la pandemia. Cabe destacar también que esta plataforma digital de gestión de estudios clínicos de última generación, permitirá realizar dichos estudios de manera más efectiva en el futuro. Además y gracias a su arquitectura personalizable, centros de salud de todo el mundo también podrán utilizar esta plataforma para gestionar estudios clínicos, bien sea relacionados con la pandemia u otros problemas de salud críticos.

Esta plataforma está ayudando a MHI a alcanzar el objetivo de 6.000 participantes en un tiempo récord con un entorno amigable, lo que permite a los pacientes diagnosticados con COVID-19 registrarse de forma remota y segura. Además, en el caso de los pacientes seleccionados, el sitio web facilita y acelera su participación al mismo tiempo que protege la privacidad de sus datos. Al mismo tiempo sincroniza de forma segura los formularios de consentimiento entre los participantes y las enfermeras.

Inicialmente, el MHI ha utilizado la plataforma para respaldar los ensayos de estudios clínicos en toda la provincia de Quebec. Desde el pasado abril, el MHI ha alcanzado unas alianzas estratégicas con otros centros como el de Enfermedades Infecciosas de Vancouver en Columbia Británica y la Escuela de Medicina Grossman en la ciudad de Nueva York para llevar el estudio a pacientes con COVID-19 en estas regiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.