Tecnologías que ayudarán a la manera en que funciona el mundo

El ordenador más pequeño del mundo IBM. Este tipo de ordenador, de menor tamaño que un grano de sal, es un

En 1980 Alvin Toffler escribió: “La mayoría de la gente – incluidos muchos futuristas – concibe el mañana como una mera extensión de hoy, olvidando que las tendencias, por poderosas que parezcan, no se limitan a continuar de una manera lineal. Llegan a puntos de culminación, en los cuales explotan en nuevos fenómenos. Invierten su dirección. Se detienen y arrancan. (…) contradicciones, conflictos, cambios de dirección y puntos de ruptura que hacen del futuro una permanente sorpresa”. “La tercera ola”.

Contribuir a hacer del futuro una permanente sorpresa ha sido siempre uno de los grandes objetivos de IBM, que lleva ya más de 80 años liderando los procesos de innovación aplicables a la ciencia, a la tecnología y al mundo del negocio. Con sus investigaciones e iniciativas ha apoyado (y apoya) tecnológicamente a docenas de industrias clave a nivel mundial, trabajando con compañías de todo tipo aplicando toda su capacidad tecnológica. Durante estas décadas IBM ha aprendido cómo y dónde debe utilizar su capacidad innovadora para ayudar a sus clientes a obtener resultados, identificando nuevas áreas de negocio y sorprendentes tendencias futuras.

Así es como la gran multinacional acaba de anunciar su lista anual «IBM 5 en 5». Esta sorprendente investigación se plantean cinco innovaciones científicas y tecnológicas (algunas de ellas parecen sacadas de las páginas de Kevin O’Donell o de William Gibson) y que en el próximo lustro tendrán un gran impacto en la manera que funciona el mundo. Todas ellas suponen una importante evolución en computación como nunca antes se había visto.  Son éstas:

A nadie le gustan las imitaciones. Por eso, la tecnología blockchain y la criptografía se unirán para luchar contra la falsificación. En los próximos 5 años, se insertarán «criptoanclas», del tamaño de un punto de tinta o más pequeñas que un grano de sal, en objetos y dispositivos cotidianos. Se utilizarán en tándem con tecnología blockchain para garantizar la autenticidad de un objeto desde su origen hasta que llega al consumidor. Estas «criptoanclas» sientan la base de nuevas soluciones con las que abordar la seguridad alimentaria, la autenticidad de componentes manufacturados y productos modificados genéticamente, la identificación de objetos falsificados y la procedencia de artículos de lujo.

Los ciberdelincuentes van a atacar de todas formas, a no ser que se encuentren con una «rejilla criptográfica«.
IBM está desarrollando modelos de encriptado para adaptarse a tecnologías emergentes como los ordenadores cuánticos, los cuales serán capaces algún día de desencriptar los actuales protocolos de cifrado. Los científicos de IBM han presentado ya ante el Gobierno de Estados Unidos una técnica de encriptado poscuántico llamada «rejilla criptográfica». Ningún ordenador es capaz de hacerle una fisura, ni tan siquiera los ordenadores cuánticos del futuro. Con esta «rejilla criptográfica» se puede trabajar en un documento o encriptarlo sin poner en riesgo datos sensibles ante cibercriminales.

Microscopios robot con IA podrán salvar nuestros océanos de la contaminación.  
Dentro de 5 años, habrá pequeños microscopios autónomos con IA, conectados a la nube y desplegados por todo el mundo, que monitorizarán continuamente en tiempo real la situación de uno de los recursos de la Tierra más importantes y amenazados: el agua. Científicos de IBM están trabajando en un sistema que utiliza el plancton, ya que este se trata de un sensor biológico natural de la salud acuícola. Los microscopios con IA pueden ser alojados en masas de agua para analizar el movimiento del plancton en 3D en su hábitat natural, y utilizar esta información para predecir el estado y comportamiento de las aguas. Esto podría ayudar en casos de vertidos de petróleo o escapes de otras fuentes de contaminación, así como predecir amenazas tales como las «mareas rojas».

Aumentarán los sesgos de la IA, pero solo la IA objetiva sobrevivirá.
En 5 años, tendremos nuevas soluciones para contrarrestar el aumento sustancial de algoritmos y sistemas de IA sesgados. A medida que trabajamos en el desarrollo de sistemas de IA en los que se puedan confiar, es importante construir estos sistemas y entrenarlos con información objetiva, justa y libre de prejuicios raciales, de género o ideológicos. Con este objetivo en mente, investigadores de IBM han desarrollado una metodología para reducir aquellos sesgos que puedan surgir a raíz de los datos que se utilizan para el entrenamiento. El  método consiste en que ningún algoritmo de IA perpetúe una inequidad al aprender posteriormente de esos datos. Asimismo, los científicos de IBM han elaborado una técnica para examinar sistemas de IA, incluso cuando los datos que se han utilizado para su entrenamiento no están disponibles.

Computación cuántica hoy cosa de investigadores, pero en 5 años se popularizará Dentro de 5 años, la computación cuántica será utilizada ampliamente por nuevas categorías de profesionales y desarrolladores para resolver problemas considerados anteriormente como irresolubles. También estará asentada en las aulas universitarias e incluso podría estar disponible, hasta cierto punto, en la enseñanza secundaria. En el área de investigación de IBM se han logrado ya algunos importantes hitos en química cuántica. Por ejemplo, un equipo de profesionales ha logrado simular con éxito la unión atómica en hidruro de berilio (BeH2), la molécula más compleja jamás simulada por un ordenador cuántico. En el futuro, los computadores cuánticos continuarán abordando problemas con una complejidad cada vez mayor, alcanzando y superando lo que ahora solo podemos hacer con los sistemas de computación clásica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.