Toshiba Tec: “Tras la caída del 80% sufrida durante la Covid-19, España recupera los niveles de impresión pre-pandemia”

España recupera los niveles de impresión pre-pandemia

En junio de 1975 la revista “Business Week” publicó un interesante artículo titulado “La Oficina del Futuro” donde su autor, George Pake, por aquellos entonces responsable del Xerox Palo Alto Research Center,  preveía que – gracias a las posibilidades de las emergentes TIC y dentro de un par de décadas -, trabajaríamos directamente sobre pantalla eliminando así gran parte del papel impreso que desde hacía demasiados años venía saturando espacios de trabajo en el sector terciario. Se trataba de la “Oficina sin papeles”. Este atractivo concepto hizo que, a principios de los años 90 y desde el despegue de Internet, expertos, analistas y medios de comunicación, comenzasen a plantearse la proximidad de una oficina completamente informatizada y sin papeles.

Han transcurrido casi 50 años y pese a los esfuerzos realizados, la desaparición de la impresión en la oficina no termina de llegar, pese a que el imperativo económico y ambiental para reducir el consumo de papel sea cada vez más urgente y real, meta que actualmente toda empresa debería tratar de alcanzar. Sobre todo desde que las TIC  se convirtieron en el motor fundamental de los cambios en las modalidades de trabajo en el sector terciario, por lo que el número de páginas impresas en las oficinas europeas sigue ascendiendo a cientos de miles de millones.

Pero una cosa es implantar una tecnología con sus aplicaciones y otra, que los trabajadores de empresa (gestores y personal) la asuman al 100%. Aceptar y comprometerse con la idea de la oficina sin papeles exige un período de adaptación para que el personal cambie esta modalidad, ya que la digitalización con sus constantes avances, implica trabajar la información de otra forma y con otros conceptos. Un problema bastante más complejo de lo que se piensa, ya que en el fondo se trata de un problema cultural.

Staff discuss warehouse logistics in an on-site office
Staff discuss warehouse logistics in an on-site office

Por ello, las consideraciones favorables a la disminución sustancial de los costes de impresión surgidas a raíz de la aparición de la pandemia al impulsarse el trabajo a distancia y sus repercusiones en algunos ámbitos, apenas se han concretado.

Ahí están los resultados del reciente informe de Toshiba Tec, resumidos en que: El volumen de impresión ha recuperado los niveles anteriores a la pandemia en España, tras registrar nuestro país una de las caídas más notables de Europa, con un descenso del 80% frente a la media del 60% del conjunto del Viejo Continente”.

El informe subraya que España además, registra actualmente un volumen de impresión ligeramente superior al de la media de Europa, donde también se consolida la tendencia de recuperación a los niveles previos a la pandemia de forma generalizada. Este análisis fue realizado por Toshiba Tec a partir de los datos suministrados por más de 3.200 clientes en Europa, de los que el 39% son empresas de más de 100 trabajadores que utilizan sistemas de impresión y gestión documental de manera habitual para el desarrollo de su negocio.

Miguel Sarwat, director de Marketing y Comunicación de Toshiba Tec en España
Miguel Sarwat, director de Marketing y Comunicación de Toshiba Tec en España

Miguel Sarwat, director de Marketing y Comunicación de Toshiba Tec en España,  comentó a Datágora: “Durante la primera ola de la pandemia nuestro país vivió uno de los cierres más estrictos de Europa. El descenso notable de la actividad económica y de la inversión junto con el abandono de las oficinas, nos condujo a registrar uno de los descensos más notables de Europa en volumen de impresión. Pero estas circunstancias y el efecto rebote que ahora estamos detectando en estos niveles  ya está haciendo reflexionar a las empresas sobre las ventajas de la digitalización y de una impresión más sostenible para garantizar la continuidad y la rentabilidad del negocio”.

La compañía, que analizó el impacto de la pandemia en el uso de las funciones de sus equipos multifuncionales, señala también que la de escaneado/digitalización ha duplicado su uso en Europa respecto a 2019, cuando ya era la más utilizada, por delante de la impresión y la copia, pero por este orden. En el caso de nuestro país, el uso de la función de escaneado resulta ligeramente inferior a la media, aunque con grandes expectativas de crecimiento en los próximos doce meses, según las previsiones de Toshiba.

En esta misma línea, la compañía estima que los volúmenes de impresión seguirán creciendo en 2022, así como la digitalización de documentos y el acceso a documentación digitalizada. En concreto, la compañía señala como causa principal de este crecimiento al aumento de los procesos de digitalización de las empresas, incluida la implementación de los servicios cloud, tanto para impresión desde cualquier dispositivo a través de internet como para acceder a documentación alojada en la nube y debido a los procesos de digitalización de las empresas.

Por último y en lo que se refiere al parque instalado de equipos multifunción, del análisis de Toshiba se desprende que éste ha permanecido plano al predominar el mercado de sustitución durante la crisis sanitaria.

Respecto a los sectores que más han aumentado sus niveles de impresión, Toshiba señala en este orden: • Logística & Transporte.  •  Industria. •   Healthcare

Los sectores que mantienen sus niveles: • Corporativo. •  Retail. •  Servicios

Los que han bajado ligeramente: •  Educación.  •  Gobierno & Admón. Públicas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.