Un lugar fijo en la oficina para nuestros objetos personales

workspace

“Afortunadamente, las oficinas actuales nada tienen que ver ya con aquellas hileras de cubículos impersonales y alienantes” reflexionaba Martín López, director comercial de Ofita, en noviembre de 2015 en el foro Grandes Proyectos de Arquitectura, celebrado en Barcelona. En el curso de su intervención, López hizo especial hincapié en el diseño actual de oficinas: el auge de los espacios colaborativos en general y en cómo el diseño de estos espacio s se está transformando radicalmente. Tras señalar que “más del 75% de nuestro trabajo se realiza en colaboración con otros”, se preguntaba “¿cuentan las oficinas con un entorno físico propicio para ello? ¿Cuentan con espacios colaborativos que favorezcan estas nuevas culturas empresariales horizontales surgidas en Silicon Valley?”.

Martín López, director comercial de Ofita
Martín López, director comercial de Ofita

Dado que la economía digital está variando el concepto de puesto de trabajo, resulta lógico que se vayan acumulando interrogantes y pronósticos/especulaciones sobre su futuro. Porque es un hecho que en las décadas venideras las tecnologías de vanguardia continuarán  cambiando la forma en que trabajamos en la oficina. Al día de hoy por ejemplo ya nos permiten trabajar hoy con un mayor grado de movilidad y autonomía, y de una forma mucho más flexible. Las oficinas se van planificando en función de la presencia real de los empleados frente a la asignación tradicional: un trabajador, un puesto de trabajo.

Así, basados en Internet y con un smartphone, un notebook o un ordenador portátil y gracias a infinidad de programas, el mundo entero puede ser la oficina. La necesidad de tener un espacio físico fijo disminuye cada vez más. Se van imponiendo las oficinas no territoriales, con diferentes tipologías de espacios compartidos, como alternativa a los puestos de trabajo personalmente asignados.  Una economía cada vez más digitalizada lo exige. Los nuevos conceptos de trabajo, como el hotelling y el hotdesking, demandan espacios corporativos diferentes que den respuesta a las necesidades de los profesionales del siglo XXI.

Actualmente, los equipos móviles, sobre todo los smartphones, además de la conexión a Internet. posibilitan que la gente trabaje en cualquier sitio y a cualquier hora, lo que permite un mayor control sobre nuestros horarios. Como fondo, una economía global imparable e impulsada por la tecnología, que está rompiendo los conceptos tradicionales del tiempo y el espacio. Internet  permite a una persona llevar a cabo negocios en cualquier momento, del día o de la noche, con una empresa que podría estar a una distancia de 10 husos horarios.

Sin embargo conviene reflexionar sobre temas que tal vez por obvios, no hemos prestado demasiada atención. Pero están ahí. La no territorialidad plantea nuevos requerimientos de equipamiento.   Por ejemplo, ¿dónde guardan sus objetos personales los empleados que no disponen de un puesto de trabajo asignado en la oficina? Lo ideal para estos trabajadores nómadas es contar con una consigna para dejar con total tranquilidad sus cosas.

Workspaces taquillas individuales

Sobre este tema Ofita ha presentado Lock Lock, un nuevo sistema de taquillas individuales que soluciona las necesidades de archivo y espacio de las oficinas actuales, y especialmente de las no territoriales. Los distintos módulos del programa pueden utilizarse en diferentes ámbitos de aplicación. Es una solución multifuncional, Lock Lock combina las funciones de almacenaje y división de zonas y espacios de trabajo. Ideal también en aquellos puestos de trabajo que no disponen de espacio suficiente para un bloque de archivo. Estas taquillas sustituyen a la tradicional cajonera.

La gama se enriquece con diferentes y originales acabados y variedad de módulos, de diferentes prestaciones y tamaño, para el almacenamiento de enseres personales y material de oficina de distintos volúmenes. Lock Lock dispone de dos opciones frontales, liso o con tirador integrado que sirve también como ranura para introducir documentos y la correspondencia, y tres tipos de cerraduras: con llave, cierre por combinación y cerradura electrónica con tarjeta RFID.

Estas taquillas pueden ser asignadas a personas concretas, en este caso el buzón y su identificación con números son una ventaja adicional. El buzón incorpora una bandeja para que los documentos no se mezclen con el resto de objetos, y en todas las taquillas se puede colocar un estante de separación adicional para que los papeles se puedan mantener separados de otras pertenencias.

Los distintos módulos del programa pueden utilizarse en diferentes ámbitos de aplicación. Es una solución multifuncional, Lock Lock combina las funciones de almacenaje y división de zonas y espacios de trabajo. Ideal también en aquellos puestos de trabajo que no disponen de espacio suficiente para un bloque de archivo. Estas taquillas sustituyen a la tradicional cajonera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.