Vivimos un cambio de modelo en el que la gestión del talento es vital

Entrevista a Nicolás López, director del área de Infraestructuras IT en SISTEL SL

Nicolás López, director del área de Infraestructuras IT en SISTEL SL

Hace un par de décadas y ante una nueva época que se abría paso, diversos informes empezaron a coincidir en determinados  planteamientos cara al sector terciario: la cada vez mayor portabilidad del trabajo  basado en las TIC,  podría llevar a la obsolescencia a la oficina tradicional, ya que – gracias a Internet – un porcentaje de la población podría trabajar fuera de la oficina utilizando diversas modalidades, a distancia, teletrabajo, móvil… Era solo cuestión de tiempo, ya que las nuevas herramientas que impulsaban este cambio estaban en el mercado: laptops, teléfonos móviles, buscas y conexiones  inalámbricas a Internet, etc., que posibilitaba a la gente trabajar en cualquier sitio y a cualquier hora, permitiendo –  entre otras cosas – un mayor control sobre unos horarios que convenían a trabajadores y empresas.

De modo que, desde el momento en que el trabajador de oficina comenzó a romper su tradicional relación de dependencia con su mesa de trabajo, se inició toda una revolución en el trabajo de oficina. Soplaban otros vientos y la mayoría de los esquemas de trabajo tradicionales comenzaron a desaparecer. Comenzó a imponerse BYOD  (Bring Your Own Device) permitiendo grandes cambios en el mundo de los negocios y que alrededor de un 90% de los empleados en los países desarrollados, utilizasen sus equipos de algún modo para acceder a la información de la empresa. Con el tiempo, los dispositivos móviles – portátiles, smartphones y tablets – se han convertido en un elemento esencial de las empresas, independientemente de su tamaño o sector.  Pero también van surgiendo otros pronósticos que implican más cambios en este ámbito y que afectan seriamente a sus fabricantes. Por ejemplo, se habla de que el PC está muerto en la oficina.

Nicolás López, director del área de Infraestructuras IT en SISTEL SL, coordinador  y director de proyectos globales de virtualización, almacenamiento, cloud computing, networking y computación, con más de 20 años de experiencia en el mundo de las tecnologías de la información  (Wanadoo, Linea Directa o Telefónica), se caracteriza por su capacidad de prospectiva. Datágora habló con él.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad¿En qué se basa su compañía para afirmar que “el PC está muerto en la empresa, ya que está siendo desplazado por tecnologías emergentes como los Thin Client, las tablets y los dispositivos móviles”. Que el PC está muerto, ¿no es generalizar demasiado?

Debemos ser conscientes de la realidad que estamos viviendo. En España a día de hoy hay más smartphones y tablets que personas y los usuarios quieren tener las mismas prestaciones en su entorno laboral que en casa. Además, la flexibilidad que pueden ofrecer estos dispositivos es un añadido que cada vez más trabajadores valoran. Hace muy poco se publicaba un estudio que decía que las personas quieren tener la misma tecnología en el trabajo que la pueda tener en casa. Queremos tener archivos de la empresa en Dropbox porque es fácil de utilizar o queremos un chat corporativo tan ágil como WhatsApp para compartir información con nuestros colegas.

Sede de SistelPara que esto sea una realidad, el Departamento de Informática debe gestionar todos estos escenarios, lo que es muy complejo. Todos esos dispositivos necesitan contar con políticas de seguridad que garanticen el acceso a la información según ciertas jerarquías, evitar cualquier fuga por ataques externos o respaldar los datos del aparato con frecuencia… de lo contrario ¿qué podría evitar que un tercero acceda a información confidencial de la empresa, almacenada en un teléfono o portátil?.

Por lo tanto, el PC como lo conocemos ha muerto. Ahora hablamos de la gestión de multi-entornos (portátiles Windows, Linux, Mac, teléfonos Android o iOS, etc…), lo que conocimos hace algún tiempo como el BYOD en las empresas.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadBien, pero hay otro planteamiento candente. Cuando hablan de la virtualización del puesto de trabajo (“proyecto en todo tipo de empresas y sectores”) se cita a la administración pública, gran usuario de TIC. ¿Qué condiciones deben darse para que tecnologías como hologramas, modelos a escala en 3-D y ficheros de realidad virtual se impongan o sean aceptados plenamente en este “oficina del futuro”?.

Mire, la digitalización es una realidad, y no hay nada que impida su adopción salvo la capacidad de invertir de las Administraciones Públicas. Esto es así. No hay que olvidar que ya hay organismos públicos que empiezan a utilizar datos de la población para mejorar servicios públicos, pero este avance es incipiente aún.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadEn este nuevo panorama del sector terciario, donde la información juega un papel vital,  gestionar el centro de datos al parecer constituye todo un desafío. Ahora bien,  ¿Quién o quiénes y hasta qué punto, deberán gestionarlo?

Bajo mi punto de vista, el CPD (Centro de Procesamiento de Datos) es responsabilidad del Departamento de Informática, pero sí que es cierto que su dimensionamiento y escalabilidad vendrán determinados por el conocimiento que tenga el CIO sobre la estrategia de la compañía.

Siempre hemos apoyado que el CIO esté dentro de la dirección de la compañía, pero en la Pyme no es así en todos los casos con lo que algunas decisiones de compra se realizan teniendo en cuenta información sesgada que luego repercute en más costes o menos eficiencia.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadOtro tema. Cuando se afirma “el 65% de las empresas modificará sus puestos de trabajo en los próximos tres años” ¿a qué sectores se refiere concretamente y en qué porcentajes?

Nuestra intención no era sectorizar; simplemente concienciar de lo que está ocurriendo. Los estudios realizados por Sistel y aquellos avalados por nuestros socios tecnológicos indican que es una tendencia global (no sólo en España) y que no debemos quedarnos atrás.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadEn momentos en que nos vamos más o menos familiarizando y aplicando conceptos como transparencia,  transversalidad, flexibilidad… ¿cómo se contempla el tema de la integración en la empresa? ¿El de participar realmente en su gestión? ¿Con qué tipo de esquema o planteamiento?

Está claro que vivimos un cambio de modelo en el que la gestión del talento es más importante que nunca y en el que sabemos que las personas se comprometen cuando participan activamente en un proyecto y se sienten parte de él. Las tecnologías permiten esa participación, medirlo todo, informarlo todo y compartirlo todo. Para que esto funcione se requiere la implicación de la Dirección para que la empresa admita ese cambio cultural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.